Compartimos un vídeo del juego en el aula de 5 años de la IEI 147 “Santísima Virgen de Guadalupe“, de Pachacutec, Ventanilla, Callao. Es una mañana de setiembre del 2015 en la que, como todos los días, los niños y niñas realizan su asamblea y otras actividades.  El registro se centra en su hora de juego en los sectores implementados en el aula.

Esta experiencia muestra los cambios asumidos por las docentes luego de tres meses y medio de  participación en el Proyecto “Semillas que crecen en la arena“.  A partir de las reflexiones de los talleres de formación docente,  el acompañamiento de Elsa Vilcanina y luego de una pasantía a una Institución innovadora, los niños y niños se desenvuelven en un ambiente en el que los principios de la educación inicial están presentes: Autonomía, juego, movimiento, respeto, comunicación, seguridad, vida saludable. Aunque aún hay mucho por mejorar en la búsqueda de la calidad -es decir, de la pertinencia a las características, intereses y necesidades de los niños y niñas así como de la pertinencia cultural- podemos observar niños expresivos, con buenas relaciones, tomando iniciativas, con propósitos claros, aprendiendo.

Si bien aún se ve el en aula, abundancia de imágenes, algunas de ellas como rezagos de una ambientación frecuente en el nivel inicial y muchas de ellas enviadas por los padres como parte de su proyecto sobre árboles frutales, los niños y niñas, así como los adultos que los acompañan viven una mañana armoniosa, con los retos que ellos mismos se plantean. Así, nos complace ver cómo algunos persisten en construir un volcán con conos para hilo (tema que parte espontáneamente del volcán de un experimento) y cómo otros construyen toda una ciudad, un sistema y una historia alrededor de este protagonista que involucra a distintos participantes que se alternan junto con el que inicia el proyecto de juego. Observamos con interés cómo algunos niños y niñas disfrutan de un espacio bello y que les brinda privacidad, manejando “video juegos“ sin tenerlos, entrando y saliendo convertidos en otros. Disfrutamos mucho viéndolos pintar en papeles amplios sobre el piso por propia iniciativa, cada uno a su manera, y generando que otros niños pasen a su lado y se detengan espontáneamente a mirar. Así también, vemos a un gran grupo creando con papeles que cortan y pegan con destreza, o con tizas de colores, plumones, o bien combinando todo ello e inclusive convirtiendo en carta sus producciones. Por último, vemos a un grupo que se interesa por el sector de ciencias, implementado tiempo atrás en base a sus sugerencias luego de un análisis para mejorarlo porque lo consideraban aburrido. ¿Qué nuevas oportunidades podrían generarse en esta aula y fuera de ella a partir de la observación de sus intereses? ¿Cuánto se está fomentando la creatividad, el pensamiento crítico y la toma de decisiones? ¿Cómo se pueden potenciar sus aprendizajes a partir de sus iniciativas? Algunas preguntas para reflexionar y relacionar con nuestra propia práctica en el nivel inicial.

 

Rocio Corcuera

Tagged with: