El camino recorrido / Etapas de la experiencia


2004: Wiñaq Muhu se sueña/antecedentes

En el año 2004 se inicia un trabajo piloto en  Corisorgona, una comunidad de Cajamarca que no contaba con servicios de educación inicial. Warmayllu ya trabajaba con las escuelas primarias de esa comunidad y varias comunidades aledañas.

La población solicitaba contar también con educación inicial y que tuviera el enfoque de trabajo que ya veníamos aplicando en la zona.

Warmayllu identifica que la educación inicial que se realizaba en las comunidades en las que sí había acceso al servicio, por lo general,  no respondía a las necesidades e intereses  de los niños y niñas y no era acorde con su realidad cultural. Por ese motivo se decide elaborar una propuesta educativa pertinente desde un enfoque intercultural.

2005: Wiñaq Muhu es semilla/ construyendo la propuesta

Durante el 2005 se llevó a cabo la experiencia piloto en Corisorgona y se invitó al oficial de la fundación van Leer a conocer el jardincito construido e implementado con manos cariñosas y en equipo con la comunidad.  Así, viendo la riqueza, la necesidad del servicio y dialogando acerca de nuestro enfoque, se consiguió el valioso apoyo de la fundación.

Se inició una etapa de preparación de terreno y de diseño. El gran objetivo era construir participativamente una propuesta pertinente.  Para cumplir ese objetivo se realizó un diagnóstico participativo en las 5 comunidades que querían contar con un jardín de niños y que hasta el momento no lo lograban: Chamis, Corisorgona, Cushunga, Candopampa y La Shicuana. El diagnóstico se realizó con actividades al estilo de Warmayllu, es decir con talleres artísticos, asambleas y otros eventos comunales. Se realizó un censo e indagamos acerca de los modos de crianza y de aprendizaje que se practicaba en las comunidades y  se recogió también lo que la propia población: niños, niñas, padres, madres y  autoridades locales deseaban  para la educación de los más pequeños.

Paralelamente al diagnóstico se realizó un acercamiento al conocimiento de diversas  teorías y metodologías educativas y a experiencias pedagógicas innovadoras que pudieran enriquecer la construcción de nuestra propuesta. No teníamos que inventarlo todo, había que nutrirse de lo bueno ya existente.

En base a todo ello se elaboró la propuesta pedagógica intercultural  “Wiñaq Muhu/semillas que crecen en la comunidad”, una propuesta que tiene al arte como base fundamental. En esos momentos, la figura simbólica de la construcción de nuestra propuesta, la llamamos: “la cachanga” alusiva a la forma de un pan redondo bien amasado,  que se prepara en Cajamarca.

Durante ese primer periodo Warmayllu y los pobladores de las comunidades gestionaron,  construyeron e implementaron los jardines “Wiñaq Muhu”. Mucho esfuerzo, muchas frustraciones, muchas alegrías y sobre todo una esperanza para los hijitos de esa tierra. Los niños- semillas (Muhu) debían crecer (Wiñay) en la comunidad.

 

2006- 2008: Wiñaq Muhu se siembra/ aplicación y validación de la propuesta

En el año 2006, ya teníamos la propuesta. Se inicia  un segundo momento del proyecto Wiñaq Muhu, destinado a validar la propuesta en las comunidades de Cajamarca y emprender un proceso similar de diagnóstico participativo en Ventanilla- Callao y Andahuaylas- Apurímac.  Desde el 2007 se pone en práctica la propuesta Wiñaq Muhu en estos lugares, tanto en Instituciones Educativas iniciales como en PRONOEIs.

En Corisorgona, La Shicuana, Candopampa, Chamis y Cushunga, hermosas comunidades rurales del distrito de Cajamarca, entre una hora y dos horas a pie desde la ciudad de Cajamarca, niños y niñas vestidos con sus coloridos atuendos tradicionales y sus bolsitos pacientemente bordados en costal de arroz asistían a sus jardines.

Para poner en funcionamiento estos  jardines, se tuvo que convencer a los funcionarios de la  Dirección Regional de Cajamarca acerca de la necesidad de la  creación y asignación de plazas. Durante todo el 2006, solo se logró contar con tres docentes asignadas temporalmente, quienes trabajaron con mucha incertidumbre, mientras que en las otras dos comunidades funcionaron los jardines con dos docentes voluntarias conseguidas por Warmayllu.

Para el 2007, la inestabilidad y burocracia en  la DRE, retardó el inicio de las clases en algunos jardines como Cushunga y  La Shicuana  las mismas que obtuvieron su oficio de destaque recién a fines del mes de abril. Paralelamente, se logró la designación por resolución de dos animadores a los PRONOEI de dos comunidades que tampoco contaban con el servicio: Chilcaloma -a una hora a pie- y de Sexemayo, a una hora en auto o tres horas a pie, impresionante lugar con un extraordinario paisaje cerca a Cumbemayo.

En julio del mismo año, luego de tanta insistencia de Warmayllu y de la misma comunidad, se logra la resolución de creación de los jardines de las cinco comunidades: Chamis, Corisorgona, Cushunga, Candopampa y La Shicuana, haciendo justicia al regularizar el destaque de docentes que en sus plazas de  origen figuraban como “excedentes”,  a estas comunidades en las que los niños estaban deseosos de continuar asistiendo a sus jardines. Esta resolución tiene un gran significado en las comunidades  pues es una certeza de que el  Estado reconoce la existencia del servicio y que las plazas de destaque de las docentes a las instituciones educativas se encuentran garantizadas. Esto permitió a las docentes realizar su trabajo con mayor confianza, fortaleciendo su  relación con la propuesta misma. Una primera gran meta cumplida con el esfuerzo conjunto.

Contar con docentes decididas a trabajar en escenarios rurales no fue sencillo. Todo ello se dio en el marco de un Convenio de Cooperación entre Warmayllu y la Dirección Regional de Educación de Cajamarca. El gran reto después de la asignación de plazas era lograr la apropiación de la propuesta por parte de las docentes y el animador, quienes pasaron por un proceso de aprendizaje de la experiencia fortaleciéndose con el apoyo del equipo  de Warmayllu.

Allí, pese a que los pobladores ya no hablan Quechua, el proyecto Wiñaq Muhu, contrató un promotor comunal quechua hablante para enseñar en los jardines este idioma a través estrategias lúdicas y artísticas, al cual se capacitó para tal fin. Se logró despertar en los niños el amor e interés por la lengua de sus antepasados así como reconocer en algunos vocablos usados, su origen quechua.

En Lima- Callao, se seleccionó Ventanilla, por ser un distrito culturalmente muy diverso en el que Warmayllu ya intervenía en la educación primaria desde el año 2002. Empezamos la labor en la I.E Jorge Portocarrero y su anexo: Oasis de la Misericordia. En  octubre del año 2006, se inició el proceso diagnóstico en la zona denominada Oasis donde se ubica el anexo. Un  lugar hermoso frente al mar, rodeado de chacras, aunque también de una laguna de oxidación y de mucha basura.

En el 2007, contando con el Convenio de Cooperación Técnica con la UGEL de Ventanilla, se inicia el proceso de formación docente para un total de 8 docentes del nivel inicial. Si bien el director de la Institución Educativa había solicitado nuestra presencia y apoyo en el mejoramiento de las prácticas de las docentes, ellas mismas no se mostraron interesadas en impulsar una propuesta que les hacía revisar sus prácticas y la relación que habían establecido con los niños, sus padres y  su contexto social y cultural.

Nuestra labor allí fue frustrante. En el caso del anexo Oasis de la Misericordia las condiciones de infraestructura y mobiliario eran deplorables. Nuestro mayor esfuerzo se volcó primero a mejorar esas condiciones con el apoyo de los padres de familia y otros aliados.

Posteriormente, una docente coordinadora nos pidió incluir a sus Programas no escolarizados en nuestro proyecto, con ese grupo continuamos hasta el día de hoy y los resultados son muy significativos.  Allí, las condiciones materiales habían sido atendidas pues la  gestión de la docente coordinadora había permitido, que con el apoyo de sus aliados,  cada uno de los módulos se encuentre implementado y cuente con servicios higiénicos. También  había logrado que los niños cuenten con desayuno, refrigerio y almuerzo, aspecto altamente valorado por los padres de familia y de real impacto en los niveles de asistencia, permanencia y atención de los niños del nivel inicial. Consideramos que este contexto fue muy favorable para que el aspecto pedagógico sea tomado en cuenta tanto por las promotoras mismas como por los padres y madres de familia.   En tal sentido, para el 2008 se logró, a partir de la gestión de la Docente Coordinadora de PRONOEIs, que SOS Aldeas Infantiles implemente la alimentación de los niños del nivel inicial en el Anexo de Oasis de la Misericordia.

Durante el 2008 se desarrolló un plan de formación con las dos docentes del nivel inicial del Anexo Oasis de la Misericordia y las 10 promotoras educativas del módulo de  la docente coordinadora involucrada desde el año anterior. Todas ellas recibieron acompañamiento sostenido así como asesoría y apoyo para la realización de talleres con los padres y madres de familia, sesiones de programación y pasantías.  Los logros con este grupo de promotoras y de docentes fue bastante satisfactorio por su nivel de compromiso, de interés y de criterio demostrado en la labor con los niños y niñas.

En el mes de octubre de ese año,  Pachacutec en Ventanilla fue sede del IV Encuentro nacional intercultural organizado por Warmayllu y albergó a docentes, padres, promotores y especialistas de Cajamarca, Andahuaylas, Lamas y Pucallpa, lugares en donde nuestros proyectos se desarrollaban. Una oportunidad que dejó muchos aprendizajes a partir de la música, costumbres y experiencias pedagógicas compartidas.

En Andahuaylas, al igual que en Ventanilla, en el 2006  se inició el trabajo con un diagnóstico participativo en la zona acerca de las formas de enseñanza aprendizaje que las familias practicaban así como de la crianza en general. En esto participaron tanto los docentes de la zona como los padres y madres, niños y niñas. Se priorizaron los lugares alrededor de las instituciones educativas 55006 de Andahuaylas, 54105 de San Jerónimo, 54518 de Santa Elena, Inicial 277-5 PIA Talavera, Inicial 277-18 de Santa Elena y PRONOEI de Huayllabamba. Estas escuelas fueron seleccionadas debido al vínculo con los proyectos de Warmayllu en la educación primaria, dos de ellas en zona urbana y dos en zona rural.  Durante este año se firmó un Convenio con la UGEL y se puso también mucho énfasis en orientar la elaboración del PEI de una de las instituciones educativas: Santa Elena en el distrito de Pacucha y por ende el contacto con los padres de familia fue permanente.

En el año 2007 se inicia propiamente la aplicación de la propuesta Wiñaq Muhu en las instituciones mencionadas y en un PRONOEI en Huayllabamba. Para ello, Warmayllu desarrolló un plan de formación docente en el que la propuesta se presenta a las maestras  a través de talleres vivenciales en diversos temas, siempre teniendo al arte como base fundamental. Durante ese año se hace énfasis en el reconocimiento de la importancia de la cultura local y la necesidad de partir de ella para hacer una educación pertinente. Las maestras son impulsadas a observar lo que sucede en el contexto, a tener en cuenta el calendario comunal como fuente para sus actividades de aprendizaje. Los acompañamientos enfatizan la importancia de la participación del niño, el juego y el arte desde una perspectiva holística. Es un año que permite que las docentes se cuestionen acerca de su práctica y acerca de su formación como docentes. Se impulsó el trabajo con padres de familia en la ambientación de las aulas, la elaboración de materiales y la transmisión de sus saberes. Se orientó la programación y la participación en pasantías y encuentros (Encuentro nacional intercultural en Lamas- oct. 2007).

A pesar de las múltiples acciones realizadas, el interés y la voluntad de cambio por parte de las maestras y una docente coordinadora involucrada en el proyecto no alcanzó lo esperado en la mayoría de los casos.

Durante el 2008 los talleres de formación continuaron teniendo en cuenta a las mismas escuelas aunque no en todos los casos eran las mismas maestras, pero además, se amplió la invitación a todos los docentes coordinadores.  Se enfatizó la formación en proyectos de aprendizaje y el acercamiento a algunos lenguajes artísticos y su carácter holístico e integrador de los aprendizajes. Los acompañamientos, pasantías y reuniones de programación continuaron. Se notaron algunos cambios significativos en las maestras pero, en general, también una actitud apática en muchos casos. Fueron, sin embargo, los docentes coordinadores quienes se mostraron con un nivel de reflexión mayor y manifestaron estar implementando cambios significativos con sus grupos de promotores a pesar de que no se realizaba acompañamiento a esos grupos. Solo el módulo de una docentes coordinadora (de Pacucha) participaba de las sesiones de programación y recibía acompañamiento para sus promotores. Entre estos promotores se encontraban algunos que mostraban un nivel de avances muy importante.

Durante el 2008 se vivió un proceso de sistematización de los factores que iban permitiendo la apropiación de la propuesta por parte de las promotoras y docentes en los tres lugares: Cajamarca, Andahuaylas y Ventanilla.

 

2009 Wiñaq Muhu crece/enriquecimiento y difusión de la propuesta

En marzo del año 2009 se inicia el proyecto Wiñaq Muhu II . En esta etapa la propuesta se aplica de manera ampliada en Ventanilla y Andahuaylas mientras que en Cajamarca se hace un trabajo profundo pero más focalizado.

En Cajamarca se continúa con cuatro de las cinco escuelas que se crearon por ampliación y con el PRONOEI de Sexemayo.  Se profundiza la formación docente y se aplica una variante en el acompañamiento: el acompañamiento dual, en el cual, las docentes visitan las aulas de sus pares con la finalidad de observar, enriquecerse y hacer la crítica constructiva respectiva. Este tipo de acompañamiento fue fructífero – a decir de las maestras- pero solo fue posible porque se pudo contar con una voluntaria sustituta para las veces en que la maestra debía dejar a sus niños.

En Ventanilla la propuesta Wiña Muhu interesó a más docentes coordinadoras, algunas de las cuales ya desde el 2007 participaban de reuniones de programación. Durante este año, se sumaron a los talleres, docentes de la institución educativa 123 y su anexo y se incorporaron nuevas docentes del anexo  Oasis de la Misericordia (las maestras de los años 2007-2008 con quienes se había alcanzado logros significativos fueron cambiadas). Esta incorporación de nuevas maestras y el cambio también de algunas promotoras implicó la realización de un plan de formación que necesariamente volvía a lo elemental. Una de las docentes que había estado en Oasis durante el 2007 y 2008 fue contratada como docente coordinadora y este hecho permitió que ella multiplique su experiencia con todo su grupo de promotoras, quienes se sumaron a los talleres de Warmayllu aunque no recibieron acompañamiento ni asesoría en la labor con padres. Con relación a la experiencia de tránsito con las maestras del III ciclo se hace una labor interesante y se logra la implementación de una sala juego trabajo a ser compartida por los grupos de inicial y tercer ciclo, por turnos. En la hermosa ambientación e implementación participaron los padres y madres de familia.

En Andahuaylas el panorama cambió sustancialmente. Warmayllu realiza gestiones para que  el municipio del distrito de Pacucha se interese en aplicar la propuesta en toda la jurisdicción. Si bien ya se intervenía en algunas escuelas y PRONOEIs , el hecho de no estar  en la mayoría provocaba poca fluidez entre la labor de las maestras. A pesar de la intención de la municipalidad de aplicar en toda la zona e inclusive de – en el marco de un convenio- apoyar con un facilitador comunal , no todas las maestras quisieron involucrarse en el proyecto y se dejó a su decisión personal.  Durante ese año, los docentes coordinadores que ya antes habían participado de los talleres continuaron asistiendo a la formación en esas ocasiones y se sumaron también algunos acompañantes del PELA. Para muchas maestras el trabajo era muy distinto al que estaban acostumbradas a realizar, en algunos casos dieron un salto cualitativo muy grande emprendiendo la realización de proyectos de aprendizaje relacionados con el calendario comunal  que generaban el interés de los niños y niñas. La labor con los padres y madres de familia fue fructíctera. Los niños y niñas de este increíble lugar heredero de la cultura chanca, a los alrededores de la hermosa laguna de Pacucha participaban ya de una educación  diferente, contextualizada y pertinente.

Durante el año 2009 se concretó la realización de un material educativo de lectura de imágenes en base a las fotos que en cada zona se habían tomado.  Sería un paquete de fotografías -18 imágenes en tamaño A4 y fragmentos de cada imagen en tamaño A5- con el fin de estimular el desarrollo de la percepción y de sentar las bases para el desarrollo de actitudes interculturales.

Wiñaq Muhu II termina el periodo en marzo del 2010 habiendo generado muchas expectativas en la comunidad y con la demanda de que se amplíe mucho más el ámbito de acción en cada uno de los tres lugares.  A nivel nacional e internacional la propuesta Wiñaq Muhu también generaba interés e influencia como experiencia innovadora basada en el arte y la cultura desde un enfoque intercultural.  Había aun, sin embargo, muchos retos y desafíos, mucho por seguir aprendiendo, documentando, sistematizando  y compartiendo.

 

2010-2011 Wiñaq Muhu se fortalece/ documentación y escalamiento de la propuesta

El proyecto Wiñaq Muhu III se inicia oficialmente recién a mediados del año 2010.  Sin embargo, debido a la demanda de parte de las UGEL, docentes y promotores que ya contaban con la experiencia previa en cada una de las zonas, se realizaron, durante los primeros meses del año, acciones que impulsaban la aplicación de la propuesta.

A raíz de la incidencia del trabajo de Warmayllu en Pucallpa, la Universidad intercultural de la Amazonía UNIA,

firma un convenio con Warmayllu y se interesa en la construcción e implementación participativa de un Jardín de aplicación. Durante los últimos meses del 2010 se lleva a cabo un estudio acerca de las prácticas de crianza y de aprendizaje de los niños y niñas en Nueva Era, asentamiento humano de Yarinacocha donde estaría ubicado el Jardín Wiñaq Muhu. Wiñaq Muhu llega a la selva, a una comunidad urbana de pobladores shibipo, por lo tanto, en su mayoría bilingües y con una cosmovisión particular.

En Cajamarca se integran a Wiñaq Muhu seis docentes coordinadoras y se continúa trabajando con las 4 instituciones educativas creadas y un PRONOEI. En los talleres participan también algunas de las promotoras educativas del módulo de cada coordinadora así como  docentes de escuelas particulares. El acompañamiento no puede llegar a todos los promotores por motivos de equipo y presupuesto, entonces se establecen prioridades. El equipo del PELA solicita la asesoría de Warmayllu y de ese modo se incide también a mayor escala.

En Ventanilla todas las docentes coordinadoras se interesan en la aplicación de la propuesta y se realizan algunos talleres específicos especialmente para ellas. El acompañamiento llega solamente a una promotora de cada módulo (es decir de cada docente coordinadora). En el anexo Oasis de la Misericordia,  nombran nuevas maestras y se hace un trabajo focalizado pero muy lento con ellas. No se logra la participación de las docentes del tercer ciclo.

En Andahuaylas casi todas las docentes de Pacucha deciden participar de Wiñaq Muhu y su plan de formación docente. Así con un acompañamiento escaso pero significativo logran desarrollar interesantes proyectos de aprendizaje. El módulo de la docentes coordinadora de Pacucha no participa activamente pero aun así se observan logros en varios de los promotores que ya se habían apropiado de la propuesta.

En el mes de mayo, dos docentes o promotores de cada zona participan del V Encuentro nacional intercultural realizado en Cajamarca. Una experiencia que dejó huella en ellas, según manifiestan y se puede observar en su labor.

En los tres lugares se capacita y se reparte el material educativo de lectura de imágenes “Conociendo a otros niños y niñas de mi Perú”,  se brinda así una oportunidad para ampliar la mirada de los niños y niñas y promover múltiples aprendizajes.

En noviembre y diciembre del 2010 se realizó en cada una de las zonas una evaluación de los niños y niñas en los cuatro aspectos que prioriza el proyecto: participación, creatividad, percepción y actitudes interculturales.

Un asunto particularmente significativo fue la realización de un documental de la propuesta, que recogió testimonios e imágenes de la labor en el aula – y fuera de ella- de algunas docentes y promotores educativos de Cajamarca, Ventanilla y Andahuaylas en la realización de sus proyectos de aprendizaje durante el mes de octubre y principios de noviembre. Este documental se terminó de editar en el mes de febrero del 2011 y ya se está presentando en diversos contextos como una oportunidad para generar reflexión y vivir experiencia estética.

 

El año 2011 se presenta como una oportunidad de consolidación. En todos los lugares se está trabajando con grandes grupos que ya tienen –en la mayoría de los casos- una experiencia previa en la propuesta e inclusive se han sumado al equipo de Warmayllu docentes y promotores de las Escuelas y PRONOEI. (una promotora en Ventanilla, una docente y un promotor en Cajamarca).

Se ha elaborado un Plan Nacional de formación a diversificarse  por zonas con la participación del los equipos zonales y de los propios docentes. Este plan de formación está dividido en módulos de tres meses, cada uno de los cuales contiene una sumilla, competencias y capacidades, indicadores, contenidos y estrategias de formación. Los promotores y docentes que participen del plan de formación serán evaluados por módulo y serán certificados.

En Pucallpa se está planificando participativamente con un equipo de la UNIA la construcción e implementación del jardín de aplicación Wiñaq Muhu . Se ha realizado ya un taller y se realizará otro en el mes de abril.

En Cajamarca todas las docentes coordinadoras y sus promotoras deciden participar de Wiñaq Muhu. El acompañamiento también llegará a todos pues el equipo de Warmayllu en Cajamarca ha crecido.  Se iniciarán labores con docentes del III ciclo solamente en dos instituciones educativas.

En Ventanilla, todas las docentes coordinadoras solicitan participar de talleres puntuales con Warmayllu y las promotoras de dos REU (8 docentes coordinadoras) participan de los talleres del plan de formación. El acompañamiento ha sido designado para 30 promotoras, serán ellas quienes participarán del plan completo de formación docente, es decir, de los módulos. Se asesora y capacita a todos los acompañantes PELA del nivel primario para trabajar el tránsito inicial-primaria.

En Andahuaylas se ha iniciado el año con la presentación del documental en la Municipalidad de Pacucha, en presencia de las 20 docentes de la jurisdicción, la especialista de UGEL Andahuaylas y todos los docentes coordinadores. El nuevo alcalde y su equipo así como todas las maestras y docentes coordinadores han manifestado su compromiso con el proyecto Wiñaq Muhu. Lamentablemente no en todos los casos continúan las mismas maestras, hay varios cambios que implican volver a lo elemental pero también hay la fortaleza del testimonio y la experiencia de aquellas que ya son profesoras “Wiñaq Muhu”.

Wiñaq Muhu ya no es solo semilla, ha brotado y  está creciendo en las comunidades.  Muchos niños, docentes , padres, madres y especialistas viven la experiencia del arte en la educación, de la cultura que se valora y del aprendizaje lúdico e investigador. No faltan las dificultades, las frustraciones y la ansiedad porque el cambio sea más veloz, pero hay más apoyo, gente que se suma como caída del cielo, más esperanzas y un equipo más fortalecido con infinitos  deseos de seguir aprendiendo y  mucho más compromiso para, poco a poco ir cumpliendo este sueño.